Mi vehículo tiene aire acondicionado – No necesito un ventilador, ¿o sí?