Mi vehículo tiene un revestimiento interno, ¿aún así puedo instalar un Flettner®?